reCitando:


"El cambio es la única cosa inmutable"
Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán


Search This Blog

Wednesday, March 28, 2012

Chistes inocentes.


Este era un niño como cualquier otro, que un día crecería para convertirse en doctor. Su papa , sus tios, sus maestros y amigos hacían chistes inocentes como cualquier otro, en su mayoría machistas, ya sabes “vieja el ultimo”, “solo las viejas chillan”, “en que se parece una vieja a x o y”, chistes inocentes como cualquier otro. Pero que se quedaron grabados en este niño, y terminaron volviéndolo inconscientemente alguien con prejuicios y machista.

Los años pasan y tu te enamoras, te casas y un día tu esposa se siente muy mal. La internan en el seguro, no encuentran que le pasa y la mandan a hacer estudios sanguíneos precisamente a la clínica en la que ese niño ahora es un especialista. Llegas, esperas todo el día, no te atienden, tu esposa esta sin comer, pasa de mediodía, te desesperas, mandas buscar al doctor, este por fin baja muy molesto y de mala gana, se da cuenta que el paciente es una mujer y cree que solo está exagerando. A duras penas abre el expediente, lo lee por encima y dice que no tiene nada y que no amerita mas. Que la regresen. Protestas, pero no te escuchan por que, él es el especialista y sabe lo que hace.

Pasan los meses, tu esposa no mejora, por fin la mandan con otro doctor que si le hace los análisis y resulta que tiene cáncer, terminal. Y que si le hubieran hecho los exámenes en el momento adecuado las probabilidades de salvarse pudieron haber sido mayores. No es para dar coraje? para sentir rabia? Y todo por que alguien que pudo hacer algo en su momento no lo hizo. Porque hace muchos años un niño que llegaría a ser doctor creció en un ambiente que le lleno la cabeza de ideas y prejuicios.

La discriminación existe y cobra victimas no solo por actos de violencia física. Situaciones exactamente iguales y peores viven todos los días personas que son parte de minorías, que cargan el estigma social de ser “los diferentes". Discriminación por raza, por preferencia sexual, por color de piel, por vivir con VIH, por ser indígena, y por muchas otras estupideces son de las que oímos o hacemos bromas todos los días. Pero, solo son chistes inocentes no?

eugenio abraham

Tuesday, March 27, 2012

Chistes inocentes.


Este era un niño como cualquier otro, que un día crecería para convertirse en doctor. Su papa , sus tios, sus maestros y amigos hacían chistes inocentes como cualquier otro, en su mayoría machistas, ya sabes “vieja el ultimo”, “solo las viejas chillan”, “en que se parece una vieja a x o y”, chistes inocentes como cualquier otro. Pero que se quedaron grabados en este niño, y terminaron volviéndolo inconscientemente alguien con prejuicios y machista.

Los años pasan y tu te enamoras, te casas y un día tu esposa se siente muy mal. La internan en el seguro, no encuentran que le pasa y la mandan a hacer estudios sanguíneos precisamente a la clínica en la que ese niño ahora es un especialista. Llegas, esperas todo el día, no te atienden, tu esposa esta sin comer, pasa de mediodía, te desesperas, mandas buscar al doctor, este por fin baja muy molesto y de mala gana, se da cuenta que el paciente es una mujer y cree que solo está exagerando. A duras penas abre el expediente, lo lee por encima y dice que no tiene nada y que no amerita mas. Que la regresen. Protestas, pero no te escuchan por que, él es el especialista y sabe lo que hace.

Pasan los meses, tu esposa no mejora, por fin la mandan con otro doctor que si le hace los análisis y resulta que tiene cáncer, terminal. Y que si le hubieran hecho los exámenes en el momento adecuado las probabilidades de salvarse pudieron haber sido mayores. No es para dar coraje? para sentir rabia? Y todo por que alguien que pudo hacer algo en su momento no lo hizo. Porque hace muchos años un niño que llegaría a ser doctor creció en un ambiente que le lleno la cabeza de ideas y prejuicios.

La discriminación existe y cobra victimas no solo por actos de violencia física. Situaciones exactamente iguales y peores viven todos los días personas que son parte de minorías, que cargan el estigma social de ser “los diferentes". Discriminación por raza, por preferencia sexual, por color de piel, por vivir con VIH, por ser indígena, y por muchas otras estupideces son de las que oímos o hacemos bromas todos los días. Pero, solo son chistes inocentes no?

eugenio abraham

Friday, March 23, 2012

Se solicita.


Solicito cómplice para las travesuras de la vida.
Que mas que compañía sea compañero.
Capaz de mantener el paso y caminar a un costado
o de hacer de un descanso una oportunidad.
Que pueda señalar errores y fallas en los planes
para mejorarlos, no solo por criticar.
Capaz de reír, de soñar, y sin miedo a volar.
Con intereses propios y dispuesto a compartirlos.
Con intereses afines y dispuesto a disfrutarlos.
Ofrezco lo mismo que pido (no podría ser de otra forma).
Y  aunque se, que no existen garantías para asegurar
el éxito en una asociación  a largo plazo,
se solicita alguien que entienda que el por siempre
es una estrella a la que no se llega, pero que guía.
Se solicita cómplice y compañero , no solo  compañía.

Se solicita.


Solicito cómplice para las travesuras de la vida.
Que mas que compañía sea compañero.
Capaz de mantener el paso y caminar a un costado
o de hacer de un descanso una oportunidad.
Que pueda señalar errores y fallas en los planes
para mejorarlos, no solo por criticar.
Capaz de reír, de soñar, y sin miedo a volar.
Con intereses propios y dispuesto a compartirlos.
Con intereses afines y dispuesto a disfrutarlos.
Ofrezco lo mismo que pido (no podría ser de otra forma).
Y  aunque se, que no existen garantías para asegurar
el éxito en una asociación  a largo plazo,
se solicita alguien que entienda que el por siempre
es una estrella a la que no se llega, pero que guía.
Se solicita cómplice y compañero , no solo  compañía.

Thursday, March 22, 2012

La oferta.


Lo coloco en una vitrina y lo oferto por tanto tiempo sin que nadie lo tomara,  que finalmente termino por pudrírsele el corazón.  Si tan solo lo hubiera usado para ella misma. 

Wednesday, March 21, 2012

Cansado...


A veces, cansado de esas tantas noches persiguiendo un sol que nunca llega, he tenido el deseo de sentir yo tambien ese firme abrazo suyo.  Sentirme eternamente cobijado y alejado de  esos  otros tantos brazos que se proyectan  bajo mi piel  y  lentamente me drenan. A los que voluntariamente me ofrezco.

Wednesday, March 14, 2012

Piedritas

Bahía de Petacalco, Guerrero. Octubre 2004. En la orilla de la playa pueden encontrarse miles de piedritas blancas y de colores.

Voy caminando descalzo y mientras platico con mi hermano me pongo a juntar unas cuantas que voy guardando en mi mochila. Antes de irnos pasamos a comprar algo en una casita a la orilla de la playa, creo que cocos, y noto que hay muchos costales llenos de piedras, organizados por colores y tamaños.

Doña Mary, quien nos despacho, me cuenta con toda tranquilidad:

- Esos costales? Nosotras los juntamos mijo. Cuando la pesca disminuyo las mujeres del pueblo comenzamos a juntar las piedritas y venderlas. A los artistas les gustan mucho, hacen murales con ellas y cosas asi. Comenzamos con pocas, pero nos organizamos y ahora las mandamos a Guanajuato, León, Monterrey, y hasta a los Estados Unidos, a Los Angeles. Las usan luego para las casas.
Pos si mijo, si esta cansado. Pero que se le va a hacer? Hay que comer. Y mira, bendita sea la vida, que el mar nos trae estas piedritas para que nosotras las juntemos y vendamos.

Y pense: cuando hay voluntad, siempre hay manera de salir adelante. Como que las piedritas de mi mochila ya ni me pesaron.


eugenio abraham
Notas de mi cuaderno de viaje, 2004.

Y ahora que recuerdo: dias antes en Morelia, comiendo en un Sanborns, me tope con unos muchachos y sus papas que discutian acaloradamente de como la gente pobre del pais estaba asi por que querian, por que por flojos no hacian nada. Ja! Que facil es juzgar a los demás desde la comodidad de una mesa servida con comida pagada por papá. Si tan solo ubieran conocido a Doña Mary.

Tuesday, March 13, 2012

Me atrevo?

Me desintoxican. Y han tenido la fortuita gracia de irse a plasmar en un papel cuando despavoridas se destilan por mis dedos. Eso han sido estas letras usualmente: catarsis. Ajena o propia, pero al fin reacción -bendita y maldita empatía que sobresatura.

Ahora. Dar un paso adelante. Planearlas? Dirigirlas dando forma y sentido? Usarlas como arcilla: mezclarlas, moldearlas y cocerlas para beber de ellas? No conozco la técnica. Hay mucho por aprender. Mi mano derecha pregunta: te atreves? Y la izquierda, en silencio solo la contempla, tratando de insinuar una respuesta.

Monday, March 05, 2012

Nuestras sombras se conocen desde antes.


Nuestras sombras se conocen desde antes.
Antes de que llegara el tiempo a instalarse en nuestras frentes.
- Cuando nuestros cuerpos encontraron un abismo.

Nuestras sombras se han conocido hasta el cansancio,
surcando las pasiones ufanas del efebo.
Quemando en la lujuria las páginas de Ovidio.
Empapadas y exaltadas  en su lucha insaciable de dominio.
Se reconocieron, encendiendo los silencios de la luna.
Se exploraron, hasta arrancarse los secretos a mordidas.
Con los límites erradicados por completo.
Diferentes amalgamas forjadas cada encuentro.

En los muelles de la noche inventaron su lenguaje.
Desconocido para aquellos que deambulan en el día.
Carente de lazos y ataduras. Ausente de promesas,
y de juicios.  Germinando de saliva entremezclada:
las palabras, los sonidos. El alivio.

Nuestras sombras se conocen de hace tiempo.
Atesoran sus detalles. Avalúan sus cómplices misterios.
Cuando nuestros cuerpos  ajenos se saludan por la calle
ellas se extienden sobre el pavimento,  se estrechan,
se alcanzan,  y se besan en silencio.

eugenio abraham
(you know this is for you)

Finalmente rompo las costuras de mis labios, y solo la arena encuentra mi saliva.  Que hago ahora? Si ya he rayado estas paredes hasta el hartazgo, y solo un perro me mira confundido.  

Nuestras sombras se conocen desde antes.


Nuestras sombras se conocen desde antes. 
Antes de que llegara el tiempo a instalarse en nuestras frentes.
- Cuando nuestros cuerpos encontraron un abismo.


Nuestras sombras se han conocido hasta el cansancio,
surcando las pasiones ufanas del efebo. 
Quemando en la lujuria las páginas de Ovidio. 
Empapadas y exaltadas  en su lucha insaciable de dominio.
Se reconocieron, encendiendo los silencios de la luna.
Se exploraron, hasta arrancarse los secretos a mordidas.
Con los límites erradicados por completo
diferentes amalgamas se forjaron cada encuentro.


En los muelles de la noche inventaron su lenguaje.
Desconocido para aquellos que deambulan en el día.
Carente de lazos y ataduras. Ausente de promesas, 
y de juicios.  Germinando de saliva entremezclada: 
las palabras, los sonidos. El alivio.


Nuestras sombras se conocen de hace tiempo.
Atesoran sus detalles. Avalúan sus cómplices misterios.
Cuando nuestros cuerpos  ajenos se saludan por la calle
ellas se extienden sobre el pavimento,  se estrechan,
se alcanzan,  y se besan en silencio. 


eugenio abraham






Sunday, March 04, 2012

Piedritas.


Bahía de Petacalco, Guerrero. Octubre 2004. En la orilla de la playa pueden encontrarse miles de piedritas blancas y de colores.

Voy caminando descalzo y mientras platico con mi hermano me pongo a juntar unas cuantas que voy guardando en mi mochila. Antes de irnos pasamos a comprar algo en una casita a la orilla de la playa, creo que cocos, y noto que hay muchos costales llenos de piedras, organizados por colores y tamaños. 

Doña Mary, quien nos despacho, me cuenta con toda tranquilidad:

- Esos costales? Nosotras los juntamos mijo. Cuando la pesca disminuyo las mujeres del pueblo comenzamos a juntar las piedritas y venderlas. A los artistas les gustan mucho, hacen murales con ellas y cosas asi. Comenzamos con pocas, pero nos organizamos y ahora las mandamos a Guanajuato, León, Monterrey, y hasta a los Estados Unidos, a Los Angeles. Las usan luego para las casas. Pos si mijo, si esta cansado. Pero que se le va a hacer? Hay que comer. Y mira, bendita sea la vida, que el mar nos trae estas piedritas para que nosotras las juntemos y vendamos. 

Y pense: cuando hay voluntad, siempre hay manera de salir adelante. Como que las piedritas de mi mochila ya ni me pesaron. 

eugenio abraham
Notas de mi cuaderno de viaje, 2004.

Y ahora que recuerdo: dias antes en Morelia, comiendo en un Sanborns, me tope con unos muchachos y sus papas que discutian acaloradamente de como la gente pobre del pais estaba asi por que querian, por que por flojos no hacian nada. Ja! Que facil es juzgar a los demás desde la comodidad de una mesa servida con comida pagada por papá. Si tan solo ubieran conocido a Doña Mary.
Loading...