reCitando:


"El cambio es la única cosa inmutable"
Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán


Search This Blog

Wednesday, December 23, 2009

Que gusto encontrarlo de nuevo Mr Traven!


Encontrarse con un libro que ya leíste es como reencontrarte con un viejo amigo. Y eso fue justo lo que me sucedió el día de hoy durante la hora de comida.

A diferencia de otros lugares del país (como la cd de México) en donde puedes encontrar libros tanto nuevos como usados vendiéndose en la calle en cualquier estanquillo, aquí en Cd. Juárez los únicos lugares donde venden libros son.. bueno pues las librerías. Por eso hoy que fui a comer a Plaza de las Ameritas y me encontré con esta tienda donde venden lo que los gringos llamarían “vintage” (osease algo así como cosas viejitas y usadas) pues entre con curiosidad y mi sorpresa fue encontrarme entre un lote de libros viejos a esta joyita de la literatura: “Canasta de Cuentos Mexicanos” por B. Traven.

Y bueno esta de mas decir que por apenas 40 pesitos lo lleve conmigo y me acompaño a disfrutar de mi comida (una nada nutritiva pero substanciosa tortota chilanga, ya comenzare a comer sano el año entrante). Apenas lo tuve entre mis manos comenzaron los recuerdos, y es que fue precisamente en una cena de Navidad, hace creo que mas de 25 años ya, cuando escuche por primera vez de Bruno Traven, y de uno de sus “hijos” literarios mas conocidos. Era noche buena y mis hermanos mayores tenían sus acostumbradas “platicas de adultos”, los escuche hablar sobre este personaje de nombre tan simpático: Macario, y de su deseo de comerse un pavo completo el solito, de cómo la muerte lo rondaba y de cómo el había tomado una decisión sabia… que yo en realidad no entendí, así que cuando les pregunte a mis hermanos de que estaban hablando solo me dijeron: cosa de mayores, vete a jugar. Si, a veces los hermanos mayores (sobre todo cuando le llevan a uno mas de 10 años de diferencia) suelen ser así y subestimar a los peques (que se estaban pensando, yo ya leía Karmatron y el manual del guerrero Kundalini! Claro que les hubiera entendido jeje). Pero bueno, a fin de cuentas me quedo la inquietud sobre este personaje.

Y finalmente tiempo después conocí finalmente al tal Mr. Traven, con uno de sus libros llamado Canasta de Cuentos Mexicanos, no recuerdo como fue que llego a mis manos (supongo que alguno de mis hermanos me lo dio para que lo leyera) y pues... me enamore de esos cuentos, de la forma en que narraba las historias de un México rustico tan pintoresco y tan lleno de magia! De cómo los habitantes de este pais burlaban a esos gringos tan capitalistas y solo pensando en dinero. Por eso hoy, encontrándome con este libro, fue como encontrarme con un viejo amigo, con un cómplice de muchos años atrás, cuando me recostaba en una hamaca cobijado por la sombra de ese gran mango que estaba sembrado en el patio de atrás. Otros tiempos quizás mas simples pero igualmente alegres. Creo que mucho de quien soy hoy en día se lo debo en parte a todos esos libros que leí cuando era niño (y en mucho a mis hermanos).

Se termino mi hora de comida y tuve que regresar a trabajar, pero fue el tiempo suficiente para leer el primer cuento, llamado “Canastas en Serie”, me toco muchas fibras releer esta historia, en particular un párrafo que quiero compartir. Pero creo que eso lo haré en otra entrada posterior (y ya que tenga de nuevo el libro en mis manos). Por lo pronto, yo me retiro a mi casa para reencontrarme de nuevo con mi viejo amigo seguir “charlando” con el, a través de sus paginas y cuentos que aun me restan por leer.

No comments:

Loading...